LA HERRAMIENTA MAGICA PARA EL LOGRO DE OBJETIVOS

SI TUVIESE QUE ELEGIR una herramienta a la hora de afrontar la vida, sus dificultades y sus retos sin duda sería una buena ACTITUD.

Claro que no es solo mi opinión, incluso en los procesos de selección de personal está entre los valores más tenidos en cuenta a la hora de contratar a gente.

La ACTITUD es la disposición que tenemos para afrontar la vida que te define como persona y va a definir no solo tus relaciones personales sino también  profesionales. Tener una buena actitud marca la diferencia.

actitud

Las personas que tienen una actitud positiva ante los retos y las circunstancias a las que se enfrentan son personas mas activas, capaces de tomar decisiones, no se anclan en el pasado, agradecen, no se dejan atrapar por sus limitaciones, no permiten el miedo, sonríen, son buenos comunicadores, viven las emociones, las gestionan bien, y no victimizan. En algunas personas la disposición positiva brota de manera natural, otras simplemente tienen que poner mas atención en ella para desarrollarla y alejarse de las actitudes negativas. Es en definitiva una elección voluntaria y desarrollarla nuestra responsabilidad. Debemos poner extrema atención en ella ya que es la mejor herramienta que podemos tener para lograr objetivos superando obstáculos y dificultades, logrando en definitiva ser mas felices y contagiar a los demás.

En los procesos de selección de personal, aparte de los conocimientos y las habilidades, hoy en día según expertos de RRHH se tienen muy en cuenta estos cuatro valores:

Compromiso, Humildad, Innovación e iniciativa. ACTITUD

¿Porque es tan importante la actitud en el mundo personal y profesional?   la gente cuando actúa con otros transmite sensaciones positivas o negativas que los demás aprecian.  En los equipos de trabajo estas sensaciones son determinantes para la persecución de metas por lo que las personas con una buena actitud, son elegidas, valoradas y respetadas por ello.   Conductas negativas son limitantes construyen barreras a nuestro alrededor, generan conflicto, mientras que las conductas positivas nos impulsan e impulsan a las personas a participar en nuestros proyectos.

Cinco claves para desarrollar una actitud positiva:

  • Conocer tus fortalezas y debilidades.
  • Aprender a identificar las situaciones a las que nos enfrentamos para saber manejarlas y determinar nuestra manera de actuar de forma constructiva.
  • Respetarse a uno mismo y a los demás. Ser tolerante y tener en cuenta las opiniones de los demás.
  • Despertar ante las oportunidades de crecimiento que nos ofrece la vida.  Ser curioso ante cada momento, abierto al aprendizaje y flexible a los cambios.
  • Buscar siempre la solución a los problemas, toda circunstancia te ofrece una oportunidad.

Las actitudes positivas te ayudan y determinan para el éxito o el fracaso porque te programan para el logro de tus objetivos

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: